fbpx
Campo de Golf de Logroño

Con vino, golf

¡Comparte en redes sociales!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

En Escocia, patria del golf, aseguran que los campos para practicarlo tienen dieciocho hoyos porque ese es el número de vasos que se llenan con una botella de whisky.

Lo mismo se podría decir de un buen vino de Rioja, donde el binomio que componen el golf y el enoturismo resulta cada vez más tentador… aunque en este caso, la proporción de copas se reduce, como es natural.

En el norte de España, sin afrontar grandes desplazamientos, los aficionados a este deporte tienen a su disposición joyas como el complejo Izki Golf Club, diseñado por Severiano Ballesteros, los campos de Rioja Alta Golf Club en Cirueña y Club de Campo Sojuela o el complejo golfístico de Logroño, ubicado junto al parque natural de La Grajera, el lugar donde el peregrino se despide de la ciudad camino de Santiago de Compostela.

En otros lugares, es el paisaje de la viña el que se apodera del relieve al límite del green, confirmación y prólogo de un fin de jornada que acabará de la mejor manera, entre copas, risas y fogones.

Porque la gastronomía riojana y alavesa se benefician de un producto de proximidad, de alta calidad, que garantiza el maridaje perfecto de una jornada deportiva con el placer de la cocina.

Si Logroño fue premiada en 2019 como “Destino de Golf por descubrir” por la Asociación Internacional de Redactores de Viajes de Golf, por algo será. Sigamos, pues, su ejemplo. Algunos ya han llegado a la conclusión de que si los inventores del golf se conforman con el whisky, es porque no tienen buenos vinos.

 

.

Quizá te pueda interesar

Recorrer la frontera fluvial entre el País Vasco y La Rioja es una experiencia apta para todos los públicos y todas las estaciones del año.
El plato insignia de la cocina riojana, capaz de emocionar a los mejores chefs del mundo, tiene sus orígenes en la atrevida idea del primer europeo que quiso popularizar el consumo de tubérculos en el viejo continente.
Damos una vuelta por el casco antiguo de la capital riojana siguiendo los pasos de los peregrinos que, desde el siglo XI, no han parado de llegar a la ciudad.
De ser espacios pensados para la producción artesanal del vino, calados y lagares se han convertido en una interesante muestra del pasado de Logroño, museos poco convencionales que vale la pena visitar.
La proclamación de la Semana Mayor de la capital de La Rioja como Fiesta de Interés Turístico Nacional no es casual. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta apasionante celebración.
Medio siglo después de su muerte, seguimos el rastro del gran matemático Julio Rey Pastor por las calles de la ciudad que le vio nacer.