fbpx
Auditorio Ayuntamineto de Logroño

Diez motivos para celebrar un congreso en Logroño

¡Comparte en redes sociales!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

El turismo MICE encuentra en Logroño una ciudad ideal para su desarrollo, con buenas instalaciones para la organización de congresos y un sinfín de opciones para fortalecer los vínculos empresariales y mejorar la convivencia: desde catas de vino en equipo a excursiones por los viñedos riojanos, pasando por visitas culturales y experiencias únicas que no pueden ser vividas en ningún otro lugar

Siendo un sector cada vez más pujante, las ofertas de turismo MICE no paran de aumentar en nuestro país y es por eso que hoy nos gustaría darte diez motivos por los cuales Logroño es la mejor opción para celebrar un congreso.

1- Una buena red de instalaciones: Con sus tres zonas (Auditorio, Área de Congresos y Vestíbulo Principal), el Riojaforum es algo más que un lugar de reuniones, es un modo de entender la comunidad. Partiendo del concepto de ágora griega, José Manuel Barrio y Alberto Sainz, crearon un espacio diáfano, capaz de combinar elegancia y modernidad para poner al servicio de la ciudadanía un lugar de intercambio de ideas, de debate, de acuerdo.

A parte del auditorio, con sus 1.223 butacas, el edificio pone a disposición de las empresas una sala de cámara con capacidad para 418 personas y nueve salas multifuncionales pensadas para reuniones que pueden acoger a grupos de entre 10 y 360 individuos.

Por si eso no fuera suficiente, el Riojaforum está situado a la orilla del Ebro, recuperado como elemento urbano clave tras muchos años de pasar inadvertido.

De su inmejorable localización dan cuenta los más de 1.600 eventos que ha albergado desde su inauguración el 12 de mayo de 2004.

Pero hay vida más allá del Riojaforum. Para aquellos que no quieran apartarse del núcleo histórico de la ciudad, existe la posibilidad de decantarse por el Auditorio Municipal de Logroño.

Ubicado en el propio yuntamiento de Logroño, este espacio escénico “a la italiana” cuenta con 783 butacas, un escenario de 9,90 m. de profundidad por 18,90 m. y equipamiento de iluminación y sonido a disposición de aquellos que decidan utilizarlo para sus eventos.

2- Una administración comprometida con el MICE: Desde el año 2018, Logroño trabaja para mejorar su oferta de turismo de reuniones. Lo hace a través de un plan que, en 2022, tiene el objetivo de llegar a atraer más de 117 eventos de este tipo.

Esta apuesta por parte del consistorio logroñés nace del potencial que el turismo congresual tiene a la hora de generar empleo y riqueza para la región, además de ser una buena forma de potenciar la desestacionalización turística y hacer de este sector una industria sostenible.

Es por eso que, desde el ayuntamiento, se han proyectado seis líneas de trabajo orientadas al desarrollo de una oferta MICE especializada. No hay motivo más convincente para elegir la ubicación de un congreso que el hecho de saber que la localidad seleccionada es un lugar donde el mundo de la empresa es visto con buenos ojos.

Y es que esta es una tierra de emprendedores, de gente trabajadora y con imaginación que sabe lo que es levantar un negocio y luchar por la supervivencia de este.

Logroño Riojaforum Palacio Congresos
Palacio de Congresos y Auditorio Riojafórum

3- Un nuevo paradigma, MICE + enoturismo: Por todo el mundo es sabido que el vino -siempre con moderación- es un buen consejero.

Las buenas decisiones suelen tomarse ante una buena mesa y en toda buena mesa no puede fallar el vino, vino de Rioja, evidentemente.

En este aspecto tienen mucho que decir las bodegas logroñesas. A parte de interesantísimas visitas guiadas, las ocho empresas que conforman la Asociación Bodegas de Logroño, ofrecen sus instalaciones a las empresas que decidan contratarlas para organizar comidas y eventos de todo tipo.

Arizcuren, Marqués de Murrieta, Campo Viejo, Marqués de Vargas, Olarra, Franco-Españolas, Viña Ijalba, Ontañón, son los nombres de estas bodegas que, cada una con su estilo y características propias, ven en el MICE un eje fundamental de su labor como anfitriones de la capital riojana, con actividades que van desde las catas de vinos a las rutas por los viñedos.

El catálogo de ofertas es amplísimo, ajustable a todos los gustos, a todos los bolsillos y a todos los tamaños de empresa, de la PYME a la multinacional.

Marcas de la talla de El Corte Inglés, Telefónica, Vueling o American Express avalan la calidad y el poder renovador de estas experiencias, solo apreciables en la tierra con la Denominación de Origen más antigua de España.

4- Una excelente gastronomía: Beber bien no sirve de nada si se hace con el estómago vacío. Es por eso que, desde tiempos inmemoriales, los logroñeses han mezclado su pasión por el vino con un indudable compromiso con la buena calidad de los alimentos que lo acompañan.

Hablar de La Rioja es hablar de sus tapas, de sus verduras, de su bacalao, de sus patatas, de sus pochas con codorniz, de su caparrón.

La región no se entiende sin su gastronomía, que es, a su vez, uno de los motivos más importantes para realizar un congreso en ella, porque, comer bien, hace que los congresos sean más interesantes. La mejor forma de tener una audiencia bien alimentada y, por lo tanto, receptiva, es reunirse en Logroño.

Muchos son los restaurantes que ofrecen comidas y cenas para grupos de todas las dimensiones, ya sea en el centro de la ciudad o en sus cercanías.

5 – Un lugar bien conectado: Todos los caminos llevan a Logroño. Aunque el dicho original no fuera exactamente así, puede aplicarse perfectamente a la capital de La Rioja. A la ciudad se puede llegar ya sea en autobús, en tren, en avión o en coche particular.

Sus carreteras principales la A-12, la LO-20 y la A-11, se suman a la autopista AP-68 para conectarla con Madrid (a 334 km), Barcelona (a 476 km), Zaragoza (a 170 km), Soria (a 101 km), Bilbao (a 136 Km), Vitoria (a 65 km), San Sebastián (a 165 km) y Pamplona (a 86 km). Por estas vías circulan los autobuses que diariamente llegan a la urbe.

No muy lejos de ahí, en el número 38 de la Avenida Colón, se encuentra la estación de tren, y futura estación de autobuses, desde donde parten ferrocarriles en dirección a Valladolid, A Coruña, Barcelona, Madrid, Valencia o Zaragoza.

Para acceder al aeropuerto hay que trasladarse hasta el municipio de Agoncillo, a 9 km de la capital, desde donde aterrizan y despegan vuelos nacionales operados por Air Nostrum (Iberia) que la conectan con Madrid y desde esta ciudad con el mundo. Otra opción pasa por trasladarse a los aeropuertos de Bilbao, Vitoria o Pamplona, a menos de una hora y media de Logroño.

6 – Una ciudad cómoda: Más allá de las ventajas que ofrece su extensión, ideal para poder desplazarse con la única ayuda de las propias piernas, Logroño es una ciudad comprometida con el descanso de sus visitantes. Sus 1.900 plazas hoteleras coinciden en el hecho de ser herederas de una larga tradición basada en la hospitalidad para con los foráneos, no en vano Logroño ha sido durante centenares de años una parada clave del Camino de Santiago.

Son muchos los hoteles de Logroño y citarlos a todos implicaría convertir este artículo en algo interminable, pero si lo que se quiere es estar cerca del Riojaforum, una buena opción es decantarse por el AC La Rioja, el Zenit, el Eurostar Marqués De Vallejo o el FG Logroño, el Calle Mayor, Portales, etc.

7 – Una oferta cultural amplia: Con una biografía que se remonta a los tiempos prerromanos, Logroño tiene mucho que contar. La ciudad fue arrasada tanto por los godos como por el Cid y a punto estuvieron de hacerlo las tropas francesas en 1521.

Aquí nació el gran pintor renacentista Juan Fernández de Navarrete, llamado “el mudo”, y Baldomero Espartero, uno de los personajes más ilustres del siglo XIX español decidió fijar su residencia, la definitiva.

Todo esto por no hablar del interés turístico de sus iglesias, en especial la Concatedral de Santa María de la Redonda, y de sus calles históricas, como Portales, la Laurel o la Ruavieja.

Celebrar un congreso en Logroño es una garantía de que sus asistentes saldrán enriquecidos culturalmente, teniendo a su disposición lugares pensados para la difusión de conocimiento como el Museo de La Rioja, la Casa de las Ciencias o el Espacio Lagares y el Calado San Gregorio.

La oferta cultural de Logroño ofrece siempre un aliciente para los que llegan a la ciudad. Como la de la mayoría de lugares de este país es estática en cuanto a los sitios donde se ofrece, pero variada en cuanto a su contenido, que va cambiando con el paso de las estaciones. Las ubicaciones de cabecera son el Teatro Bretón y el Riojaforum, donde pueden verse espectáculos de todos los estilos y dirigidos a todo tipo de público.

Aeropuerto Agoncillo

Aeropuerto de Logroño- Agoncillo

8 – Una hostelería de gran calidad: Tras un intenso día de reuniones, coloquios y presentaciones, nada apetece más que salir a tomar algo con los compañeros de empresa.

Muchas veces, es en los bares y en las tabernas donde los negocios se desarrollan con más naturalidad o donde las relaciones laborales se consolidan definitivamente.

La mítica calle Laurel, popularmente conocida como Senda de los Elefantes, es una clara demostración de cómo el vino une a las personas.

Siendo la primera de España en recibir el sello Hostelería Segura, la riojana es una hostelería comprometida con la calidad y la satisfacción de sus usuarios.

9 – Un entorno natural inigualable: No hay nada que se agradezcan más los asistentes a un congreso que el hecho de que este se celebre en un lugar bonito, un lugar dotado de una naturaleza singular, viva, bien conservada.

Logroño puede asegurar a sus visitantes que estas condiciones se cumplirán. Con sus extensos campos de viñedos regados por el río Ebro, la ciudad es la puerta de acceso a un entorno natural que tiene en el Parque de la Grajera un buen ejemplo de su gran diversidad e interés.

Este espacio verde, situado alrededor de un gran embalse, es el sitio ideal para reforzar los vínculos entre los miembros de una misma empresa, ya sea a través de actividades como el golf, en kayak por el Ebro o con una menos cansada, pero no menos apetecible, comida al aire libre.

10 – Un grupo de profesionales a tu servicio: Para que todas las condiciones anteriormente mencionadas puedan darse, son muchos los profesionales que trabajan día y noche. La Rioja es un destino ideal para el MICE gracias, en parte, a la labor de las empresas que integran OPC Rioja, una asociación que sirve de punto de encuentro para todos aquellos que se dedican a la Organización Profesional de Congresos y pretenden impulsar el sector del turismo congresual en Logroño con la intención de seguir creciendo al ritmo en que viene haciéndolo la ciudad durante los últimos años.

De este grupo forman parte empresas como Expo21 o Planner Congresos, que cuentan con el apoyo de entidades como Campo Viejo, Espacios Verdes, Hotel Gran Vía o Sonovision. Sin estas y muchas otras empresas riojanas, nada de esto sería posible.

 

.

Quizá te pueda interesar

Medio siglo después de su muerte, seguimos el rastro del gran matemático Julio Rey Pastor por las calles de la ciudad que le vio nacer.
El yacimiento del Monte Cantabria sigue plagado de enigmas por resolver, pinceladas de la historia de Logroño que perviven entre el mito y la verdad.
Una gran pintura mural situada en el medianil entre las calles Laruel y Bretón de los Herreros sirve de merecido homenaje a la escritora y activista María de la O Lejárraga, uno de los personajes más desconocidos y fascinantes de La Rioja.
Por su historia, naturaleza, diversidad, accesibilidad y, por qué no, también por su tamaño, Logroño y alrededores es el destino perfecto para pasar unos días en familia.
Como toda parada del Camino que se precie, la capital de La Rioja cuenta con iglesias cargadas de interés. Hoy queremos proponerte un recorrido por el centro histórico de la ciudad a través de sus cinco iglesias más conocidas.
Desde antes de su fundación, la capital de La Rioja ha sido un lugar de paso donde la historia se ha detenido en más de una ocasión